Todos queremos ser amados

 

Cuántas veces estás en casa y piensas….quiero recuperar la esencia de estar con mi pareja. Entonces, por qué no pones solución.

 

Nos olvidamos que la vida son dos días y debemos hacer acciones para retomar aquella pasión. Existen parejas que duran a lo largo del tiempo pero son casos extraños, mira tu entorno. Si les preguntas cuál es el secreto siempre responden lo mismo: el secreto es mantener la llama del amor.

Esa chispa surge a través de una mirada, una caricia o simplemente escuchar y entender qué ocurre entre vosotros.

Los resultados de una buena relación depende en gran medida de instantes especiales, recuerdos inmortalizados en una bella fotografía o una visita a un pueblo romántico. Alquézar es uno de ellos. Está considerado de los más bonitos de España. Sus calles con paredes de piedra, sus años de historia y posee impresionantes vistas. Madre mía, si no has ido, no sabes qué te pierdes.

Por eso, paseando por sus rincones y escaleras centenarias puedes sentir el placer de un nuevo día, el amor de estar en compañía.

 

Después de dar un paseo…viene el merecido descanso. Puedes quedarte en Adahuesca para sentirte tranquilo y enamorado. Bañarte en un jacuzzi para dos, con un baño restaurador a partir del Tratamiento de Vino Terapia, con pétalos de rosa…Aissss, lo estoy escribiendo y quiero repetir. Cuando fui con mi pareja nos sentimos como reyes. Fue un regalazo que tenemos en nuestra memoria y lo comentamos a menudo. Además, al alcance de todos.

 

No quiero olvidar de fin de semana la visita a las bodegas de la comarca del Somontano de Barbastro. Locura de cata de vinos. Puedes encontrar desde los ecológicos de poca producción hasta los número uno del Mundo. Sí, has leído bien, los número uno. Una experiencia impresionante.

Durante el fin de semana comimos en varios restaurantes pero el que nos gustó más fue el que hay en Adahuesca,  Vino Tinto. Nos prepararon Tomate Rosa, un placer que despierta los cinco sentidos gracias a su cultivo ecológico. Creo que pesaba más de un kilo.

Un fin de semana de ensueño para compartir descanso, recuperar cariño y hablar en un lugar distinto al habitual.

Aquí en el sofá de casa donde estoy redactando el artículo, al lado de mi pareja me dan ganar impresionantes de volver. ¡No! mejor dicho: CARIÑO, QUE NOS VAMOS A ADAHUESCA, REPETIMOS AMOR.

Anna Mancebo

 

WhatsApp chat