Vuestra labor nos hizo a todos estar mejor

Todos gritamos durante el confinamiento en los balcones, aplaudimos y nos portamos lo mejor que pudimos. Realmente creo que los campeones fueron nuestros niños y niñas. Fue una aventura no buscada que dejó un recuerdo en nuestra historia.

Hoy no quiero hablar de los que estuvimos “encerrados por la pandemia”, quiero hablar de todas aquellas personas que gracias a ellas hicieron posible que nuestra sociedad salga adelante. Hablo de los médicos, enfermeras, especialistas, limpiadoras de UCIS, celadores y administrativos de los centros sanitarios.

Y cómo es que escribo sobre ello, pues lo relato ya que una de mis mejores amigas, Montse Pérez que estudió conmigo en el colegio me explicó ayer durante la cena, después de no vernos durante más de cuatro meses su experiencia de vida durante el confinamiento. Ella es una mujer muy especial, es psicóloga y trabaja en la zona sanitaria de Girona. Nos comentó y digo nos ya que también estaba allí Dani, que fue duro pero que nunca perdió la esperanza de poder ayudar a todos los que la rodeaban.

Ella y su equipo pudieron hacer que los médicos que estaban en primera línea tuvieran un momento de desconexión cada semana y les ayudo muchísimo a no tirar la toalla. Muchos nunca habían estado en UCIS y por la  noche tuvieron que estudiar para preparse y poder atender perfectamente sus pacientes. También comentó los horarios de más de 12 horas de turno sin parar. Justos de material, con los medios de comunicación intoxicando y llevando encima la frustración de tener que volver a casa y no saber si podrían contagiar a sus familias.

 

Me explicaba y mi cuerpo reaccionaba, me sentía muy agradecida por tener la suerte de ser amiga suya y orgullosa  de ver que todavía existe humanidad.

 

La necesidad de innovación en procedimientos y las circunstancias hicieron que mejorasen como equipo sanitario y fueran mucho más ágiles de lo habitual. Utilizaban  herramientas tecnológicas para fomentar la  comunicación. De esa forma pudieron hablar las familias con sus seres queridos que estaban solos. La verdad es que lo hicieron sensacional. Hacían videoconferencias donde juntaban de cuatro en cuatro familiares y ellas (psicólogas y enfermeras) aguantaban los dispositivos ya que los pacientes no tenían ni fuerzas para sostener una tablet o un simple teléfono. Les hacían de traductoras ya que cuando les quitaban los respiradores y hacían traqueotomías no se les entendían muy bien. Fueron heroínas. Siempre al 100%. Digno de admirar.

 

A veces, lloraron en silencio  pero siempre mostraban una sonrisa. Perdieron muchos por el camino, comentaba Montse, pero los que quedaron, a día de hoy,  le agradecen su esfuerzo y dedicación.

 

 

En definitiva,  fomentaron el bienestar tanto del equipo sanitario para gestionar sus emociones como en pacientes y sus familias (fueron el canal de comunicación).

Desde Vino Tinto Apartamentos agradecemos a todos ell@s enormemente su labor. Por ello, siempre tendrán un lugar especial en  nuestros corazones. Les ofrecemos venir a nuestro complejo de apartamentos para que puedan descansar y recuperar energías después de vivir momentos tan difíciles. Se sentirán arropados y queridos. Dormir en Adahuesca o dormir en Alquézar es regenerador.

!!!!Gracias, gracias y mil gracias¡¡¡¡

 

Anna Mancebo